Coqueteos le sobran al joven James


Entrevista del diario el COLOMBIANO


ESTE JUGADOR ES otro de los dignos representantes del fútbol colombiano en el exterior. Está cerca de una liga europea y quiere jugar el Mundial sub20 en 2011.
Wilson Díaz Sánchez | Medellín | Publicado el 28 de febrero de 2010
Los goles que marca y el talento que exhibe en Argentina enorgullecen a Colombia y alcanzan eco en las principales ligas de Europa. Luego de disfrutar el título con Banfield el año pasado, James Rodríguez Rubio continúa su ascenso deportivo en el campeonato gaucho y en la Copa Santander Libertadores.

Un emisario del Juventus de Italia y otro de un club grande de Inglaterra llegarán la próxima semana a Buenos Aires con la intención de hacerse a sus servicios. El negocio con el Udinese, dijo la mamá del jugador cucuteño (a los tres meses de nacido lo llevaron a vivir a Ibagué), se frustró porque la oferta no llenó las expectativas de Banfield.

El muchacho mantienen la tranquilidad al lado de su familia, que arribó para hacerle compañía, generarle sosiego y mantenerlo con los pies sobre la tierra frente a tantos elogios y logros.

James dice que solo le causa risa cuando los aficionados lo comparan con el portugués Cristiano Ronaldo, no por su estilo futbolístico, sino por el parecido físico y la forma de celebrar los goles.

Rodríguez habla poco, pues es un joven que está en proceso de formación al que la vida lo sorprende todos los días. Eso sí, lo que dice lleva el sello de sinceridad y transparencia, como lo comprobó EL COLOMBIANO en diálogo con él.

¿Cómo vive este momento deportivo?
“Bien, disfrutando a nivel personal el reconocimiento de la gente, pero consciente de mi juventud y de la necesidad de trabajar duro para mejorar todos los días”.

¿Cuál fue el factor determinante para adaptarse en ese país?
“Uno siempre debe tener sacrificio y pensar en salir adelante. Y la clave es la actitud positiva en todo instante, en los entrenamientos, los partidos, en fin, esa es la base”.

Se dice que no es bueno que los jugadores emigren jóvenes, pero su caso y el de Falcao García contradicen este postulado…
“Si uno quiere triunfar tiene que luchar las cosas. Yo estuve solo un año en Argentina siendo muy joven (a los 16 años) y supe aguantar. Luego llegaron mis familiares y eso me ayudó a ganar estabilidad emocional”.

¿Qué significa ser el futbolista extranjero más joven que debutó en la Primera División de Argentina?
“Me genera mucha alegría, pero la asumo con tranquilidad, sabiendo que en cada partido tengo que brindar lo mejor. Disfruto lo que hago en la cancha y el respaldo de los hinchas”.

¿Cree que su proceso se aceleró mucho o considera que es normal?
“Va bien, a pesar de mi edad (18 años). Se apresuró un poco, pero tengo que estar calmado a medida que pase el tiempo. Vivo el día a día”.

¿Qué pasa ahora por su cabeza, le atrae un posible traspaso al fútbol europeo?
“Esa es una ilusión que tenemos todos los jugadores suramericanos. Por ahora estoy concentrado en el torneo local con Banfield y en hacer una buena Copa Libertadores. Inglaterra, España e Italia son países con ligas competitivas que me gustan”.

¿Cómo se comporta la afición con usted en Buenos Aires?
“Me quieren bastante y siento un cariño especial. En la calle me animan a seguir adelante y me dan gracias por el campeonato que conseguimos. Aquí hay un aprecio especial por el jugador colombiano. En el club, el técnico Julio César Falcioni me arropó y me llenó de confianza, eso ha sido fundamental”.

¿Le gustaría representar a Colombia en el Mundial Juvenil de 2011?
“La edad me lo permite y espero tener esa oportunidad, sería un orgullo para mí”.

¿Usted tuvo dificultades con el técnico Lara?
“En su momento hubo un inconveniente cuando estaba en la sub20, pero ya pasó mucho tiempo y uno tiene que dejar eso a un lado”.

¿Cómo puede retomar Colombia el rumbo futbolístico?
“Mejorando mucho en ritmo de juego. Eso nada más, porque el fútbol colombiano tiene técnica y jugadores excelentes”.

» Contexto
Un chico muy adelantado

Jugar play, disfrutar con su familia en casa y compartir con su novia Daniela, cuando lo visita, son las diversiones de James Rodríguez Rubio, el muchacho que a los 16 años de edad se fue para Argentina con la ilusión de forjarse en el fútbol profesional y a fe que lo consiguió. Quizás más pronto de lo que esperaba.

Desde chico, James mostró sus virtudes para jugar y tuvo su gran vitrina en el torneo Ponyfútbol, en el que marcó goles olímpicos y de tiro libre. Envigado y DIM compraron su pase, pero luego los naranjas se quedaron con la totalidad y mantienen un porcentaje que ahora les puede representar una buena entrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: